Franci.es

Bienvenidos a la web de Franci

 

Es la misma lluvia la que en tierra inculta hace crecer zarzas y espinas, y en jardines, flores. LUDWIG VAN BEETHOVEN

El Olivo

Domingo, 06 de Junio de 1999

El olivo, con más de 12.000 años de historia es la base fundamental de la economía andaluza, y especialmente de Jaén, sus orígenes se situan en Asia Menor, para extenderse posteriormente hacia Egipto y la cuenca mediterránea. Llegó a Europa gracias a los fenicios, más tarde los romanos lo introdujeron en la península ibérica, si bien fueron los árabes quienes relanzaron la cultura del olivo dando nombre al aceite, az-zait que quiere decir jugo de la oliva.

El olivo ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad, en la mitología griega, Atenea ganó una apuesta frente a Neptuno con una rama de olivo, en la Sagrada Biblia, el olivo es referido en numerosos pasajes, Jesús orando en el monte de los olivos o la ramita de olivo, símbolo de paz y de esperanza con la que la paloma volvió al arca de Noé. Ha sido fuente de inspiración en la pintura, escultura y poesia, muestra de ello son la obras de el Greco, Salcillo, Goya, Lope de Vega, Antonio Machado, Lope de Rueda o Miguel Hernandez.

Descripción

Del latín olivu. Arbol de la familia oleáceas (Olea europaea), de hojas enteras lanceadas, verdes y lustrosas por el haz y blanquecinas por el envés; flores blancas en racimos axilares, y fruto en drupa ovoide, verde, con el hueso grande y duro, de la cual se extrae el aceite común. Es originario de Oriente y su cultivo es propio de la zona mediterránea cuya altura límite se fija en 400 m., aunque según el clima puede llegar a 1.000 m. Es un árbol de gran longevidad, que llega a vivir más de cien años, de cual existen diversas variedades. El fruto, la aceituna, contiene un elevado porcentaje de aceite que se obtiene exprimiéndolo por medios mecánicos. La aceituna es comestible cuando ha perdido su amargor. Los principales países cultivadores son España, Italia, Francia, Túnez y Argentina.

Esta planta precisa para su desarrollo temperaturas comprendidas entre los 12 y 45º C, y prospera en suelos en los que se mezclan la cal, el sílice y la arcilla. Se trata de un cultivo de secano por antonomasia, que se reproduce por estaca y por acodo. La poda de producción debe ser ligera y tendente a eliminar el exceso de ramas productivas, pues de lo contrario se obtienen cosechas muy irregulares, debido al agotamiento de la temporada anterior. Este fenómeno se conoce con el nombre de vecería.

Como abono precisa, además de nitrógeno, fósforo y potasio, gran cantidad de estiércol: de cincuenta a setenta kilos por árbol. La recolección se hace con mantos, rastras, rulos y varas.

Las enfermedades más perjudiciales del olivo son la tuberculosis, el repilo y la negrilla, la mosca del olivo es el insecto más temido, que deposita los huevos en los frutos para que sirvan de alimento a sus larvas, que los agusanan antes de madurar y hacen que se caigan. En la antigüedad se combatían poniendo en las ramas cebos con sustancias atractivas y tóxicas, en la actualidad estas sustancias tóxicas son exparcidas indiscriminadamente por toda la superficie de olivar mediante aviones, tractores, etc..

Olivo Centenario

Texto de Francisco José