Franci.es

Bienvenidos a la web de Franci

 

Es la misma lluvia la que en tierra inculta hace crecer zarzas y espinas, y en jardines, flores. LUDWIG VAN BEETHOVEN

San Roque

Sábado, 05 de Junio de 1999
La antigua ermita de San Roque, hoy desaparecida, se encontraba en lo que antaño fueron las afueras de la villa tosiriana. La ermita estaba dedicada a San Roque, santo protector que en el imaginario religioso-popular amparaba contra la peste. La antigua ermita contaba con casa para el santero y su familia y tenía un pilar de aguas caudalosas que todavía permanece en el emplazamiento original. El pilar antiguamente se llamaba de Blasco, pero hoy se le conoce por el nombre de pilar de San Roque. La devoción puede remontarse a finales de la Edad Media, cuando se extendió la devoción por el santo francés, San Roque por toda Europa. Según cuentan los más viejos, en las inmediaciones de la antigua ermita se alzaba una cruz de gigantescas dimensiones que bien pudiera tratarse de la Cruz de Humilladero.

Tan profundamente arraigada la devoción a San Roque entre el vecindario, los vecinos levantaron en la década de 1.980 una hornacina muy primorosa en la que se venera la imagen del Santo, y donde no faltan los típicos exvotos del pueblo fiel que se los ofrenda al santo en agradecimiento por favores.

Texto de Manuel Fernández y Luis Gómez